Facundo Martínez

Facundo Martínez

domingo, 7 de mayo de 2017

Estoico



Debería empujar a la fuerza
a esta mitad del año,
desalojarla, tirarla a la calle.
Que se hospede en cualquier avenida
fuera de mi ruta cotidiana,
del intento de encontrar el camino de regreso
a la vida,
a los espirales de tus dedos.
Escribir algo
que no sea una recopilación de otros poemas,
que pueda ponerle fin a este periodo atroz.
No sé,
cargar todo a un camión de mudanza
y darle una dirección equivocada.
Deshacerme de Abril,
y sus noches donde me robaron,
donde no supe detenerte,
ni tampoco supe detenerme
al preguntarte ¿Cómo lo lograste?

Conseguir una clausura,
tapiar los almanaques
y vivir en diferido,
Arrancar al otoño de mi biografía
y convencerte de que vuelvas a adoptar
las llaves de mi casa.

domingo, 30 de abril de 2017

Aeroversos



Afrontar las cosas,
Como una turbulencia que te cierra los ojos
y clava las uñas en los posabrazos,
llevar la confianza cuarteada a medio metro
sobre el nivel del colchón.
aquel lugar en el que ya nadie aterriza.
Me asustan los despegues
y no solo hablo de los aviones,
sino de aquellas palabras terminales
que pasan mi soledad como una maleta,
un check in directo a la miseria.
Todos los pasajes con mi nombre,
con destino a cualquier otro cuerpo,
haciendo escala en tu recuerdo.

domingo, 19 de marzo de 2017

Acto en Aries.



Penitente.
Lo que dure un asesinato simbólico fallido,
la esperanza de que duerma el minotauro
y surjan más hilos conductores que tu voz.
Que no abrazo con estrategia
ni guio la risa a un núcleo patógeno.

Todos los fosfenos
pintando el techo,
con alas que no pueden prenderse fuego,
pero se oxidan en oxígeno.
Se tapa mi nariz.

Penitencia
de ascender en tu horizontalidad,
de ser dos cuerpos enredados,
un Croissant en pleno sacrilegio.